Con la sede del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) como escenario principal, referentes del sindicalismo, la política y los movimientos sociales anunciaron su participación en la marcha y concentración frente a los Tribunales en la Ciudad de Buenos Aires, que se llevará a cabo el jueves, bajo el lema «Democracia o Mafia Judicial». El motivo principal de la movilización será exigir que se «termine con la proscripción política» contra la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Además, se buscará dar una nueva señal del «operativo clamor» para que se presente como la candidata para las elecciones generales de este año. Todavía no se decidió si habrá oradores o se leerá un documento, aunque se anunció que la concentración en Tribunales está prevista para las 16 horas.

El acto tuvo como lectura no solo la continuidad de la interna en el Frente de Todos, sino profundizar las diferencias en la Confederación General del Trabajo (CGT) y en el movimiento obrero en general, donde si bien se cuidan en anunciar una ruptura, las discrepancias están a la orden del día.

La puja entre los espacios de la alianza gobernante, a esta altura, son claros. No así en el complicado mosaico sindical, donde las desavenencias son sinuosas y hasta estratégicas. Lo cierto es que en la sede de SMATA se pudo ver tanto a gremialistas kirchneristas de «paladar negro» como peronistas alineados con Cristina Fernández y, a la vez, desencantados con la gestión de Alberto Fernández. 

«Vamos a repudiar el accionar de parte de la Justicia»

Quién abrió la sesión fue el anfitrión de la casa, el secretario Adjunto de SMATA, Mario «Paco» Manrique, relatando que «hemos convocado a todas las fuerzas políticas, a la sociedad en su conjunto, para marchar con el objetivo de repudiar el accionar de parte de la Justicia porque no se puede proscribir la voluntad popular» y remarcó: «Cristina no solo fue proscripta, sino que eso ocurrió en un proceso irregular».

El encuentro sirvió para relanzar el «operativo clamor», ya que además de la jornada del jueves a los Tribunales habrá otras movilizaciones bajo la consigna «Luche y Vuelve», como el acto en el estadio de Ferro, previsto para el 22 de este mes, al tiempo que se piensan replicar manifestaciones similares en La Rioja, Santa Fe y Entre Ríos. La idea es mantener la movilización hasta el 24 de junio, fecha del cierre de listas.

s

Algunos consideran que si Cristina Kirchner no es candidata, es ella quien deberá nombrarlo

Uno de los actores principales del espacio es el intendente de Ensenada Mario Secco, quien afirmó: «La única que le genera garantías al pueblo es Cristina Kirchner. Por eso decimos Cristina Kirchner presidenta y, si no es ella, es ella la que tendrá que decir cuál es el plan B, como hizo hace cuatro años».

En tanto Yasky, expresó: «Hay que luchar contra los grupos dominantes que nos quieren convertir en colonia. Hay que salir a luchar contra la proscripción y plantear que tiene que ser por tercera vez presidenta del país».

Quién es quién en el operativo «Cristina Presidenta»

Más allá de los referentes políticos y de los movimientos sociales, la reunión en SMATA volvió a demostrar las diferencias en el sindicalismo. Mientras la conducción de la CGT prefiere un medido silencio tanto en torno a la candidatura de Cristina Fernández como a los cuestionamientos a la Justicia, más concretamente a la Corte Suprema, el Frente Sindical para el Modelo Nacional (FeSiMoNa) que lidera Pablo Moyano y la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), que encabeza el bancario Sergio Palazzo, insisten en la necesidad de que la vicepresidenta copita en los próximos comicios o bien asuma su rol de «ordenadora» del Frente de Todos.

A ellos se le suman la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky y el secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Abel Furlán, quien juega un rol de «independiente», pero se mueve en el círculo kirchnerista con contacto directo con el diputado Máximo Kirchner y una excelente relación con la vicepresidenta que, de hecho, uso un acto del sindicato para su reaparición después del atentado contra su vida. Si bien no asistió a la sede de STAMA, la CTA Autónoma que conduce Hugo «Cachorro» Godoy es hipercrítico del Gobierno pero adhiere a la participación activa de Cristina Kirchner en la próxima contienda electoral.

Además de Manrique como referente del moyanismo también estuvieron presentes Omar Plaini (canillitas), Pablo Flores (personal de la AFIP), Cristian Jerónimo (empleados del Vidrio), También asistieron Daniel Ricci (Federación de Docentes de las Universidades, FEDUN) y los ceteístas Roberto Baradel (docentes bonaerenses), Daniel Catalano (estatales porteños, ATE) y Walter Correa en su doble rol de ministro de Trabajo bonaerense y dirigentes del gremio de Curtidores.

Del sector político se pudo ver a los diputados Leopoldo Moreau, Eduardo Valdés, Paula Penacca y Natalia Zaracho; la legisladora Lucía Cámpora; los senadores Mariano Recalde y Juliana di Tullio; los ministros bonaerenses, Andrés «Cuervo» Larroque, Cristina Álvarez Rodríguez y Nicolás Kreplak; el secretario de DDHH, Horacio Pietragalla Corti, entre otros.

s

Algunos sindicalistas consideran que no es el momento para avanzar contra la Corte Suprema

Cuál es la postura de la CGT

En un reciente encuentro, el secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, dejó en claro que «los peronistas no abandonamos a nuestros compañeros y compañeras». Una forma elegante de decir que, llegado el momento y, de ser necesario, participarán en algún tipo de manifestación. Sin embargo, una fuente gremial opositor a la actual conducción de la central obrera recordó que «el quiebre del consejo directivo se dio cuando un sector no quiso disponer un paro general con movilización por el atentado contra la vida de la vicepresidenta».

Voceros cegetistas consultados por iProfesional indicaron que ven con «preocupación» la actual situación social, pero admitieron que no es el momento de avanzar contra los integrantes de la Corte Suprema, sino «atacar el tema inflacionario porque por ahí se están escapando los votos del peronismo«. Remarcaron que «primero, tienen que terminar definitivamente con las internas, mejorar la situación salarial de los trabajadores y pensar en candidatos con un proyecto industrial y productivo que enfrente el modelo neoliberal».

Hoy por hoy, ese es el pensamiento de la mesa chica de la CGT, compuesta por dos de los tres secretarios Generales, Héctor Daer y Carlos Acuña a los que se suma Rodríguez y Gerardo Martínez (Construcción), Armando Cavalieri (Comercio), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), entre otros, a los que se suma el gastronómico Luis Barrionuevo quien alimenta su relación con el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, tanto en las próximas elecciones o para un futuro no tan lejano.

Fuente: iP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *